Como es tradición, el colegio celebró a los Primeros Básicos, quienes lograron uno de los cometidos más importantes del año: aprender a leer.

Con lecturas alusivas a libros que se transformaron en películas, tales como Harry Potter, El Principito y El Quijote, entre otras, las y los pequeños estudiantes cautivaron al público asistente.