De la emotividad y los reconocimientos hacia la belleza de la danza y las coreografías transitó la noche de gala en el Teatro Regional, todo esto en el marco del aniversario por los 60 años del Colegio Coya, perteneciente a la comuna de Machalí.

La ceremonia comenzó con un saludo a los asistentes y a las autoridades que se hicieron presentes: el diputado Diego Schalper (RN), el alcalde de Rancagua, Eduardo Soto, y a Gustavo Ferrada, representante de la gobernación de O’Higgins. Tras un discurso del rector, se procedió a entregar un reconocimiento a los funcionarios de más larga trayectoria y a quienes, a través de proyectos e iniciativas, han contribuido al desarrollo del establecimiento. “Lo de hoy es un gran homenaje a los precursores de este colegio, a las personas que se organizaron y que se esforzaron por entregar una educación de calidad a sus hijos, con principios y valores. De no haber sido por sus sueños, por sus desvelos y por todo el esfuerzo puesto, no estaríamos el día de hoy aquí celebrando” reflexionó Jorge Burgos, rector del Colegio Coya.

Durante el desarrollo de la velada, el alcalde de Rancagua, Eduardo Soto, también quiso destacar los aportes y la vasta trayectoria del colegio. “A lo largo de estos 60 años de vida, el Colegio Coya se ha posicionado como uno de los planteles educacionales más destacados de la región, en plena vigencia de funcionamiento y contribuyendo con destacados profesionales que han aportado en diferentes ámbitos a la región y al país. Esperamos que sigan cumpliendo muchos años más siguiendo la misma senda que se trazaron, de la cual, afortunadamente, nunca se han apartado” finalizó.

La noche continuó su curso con algunas reflexiones y agradecimientos entregados por Pedro Aguirre, presidente de la Corporación Educacional Colegio Coya, y con la sobresaliente presentación de los alumnos de la academia de danzas folclóricas, a cargo de la profesora Mariluz Gajardo, la cual deslumbró a los asistentes por su despliegue y el gran trabajo mostrado sobre el escenario del teatro.